jueves, 29 de septiembre de 2011

Sooorry,

Hoy quiero disculparme.
Soy una quejica.
Si miro todos mis textos lo único con lo que me encuentro son quejas.
¿De verdad es para tanto?
Hay muchísimas situaciones peores.
Fijaos en los sueños, por ejemplo.
Ellos sí que tienen motivos para quejarse.
¿Cuántos mueren al día?
Son los pobres sueños los que cargan con nuestras vidas, los que nos empujan y nos tienden la mano.
¿Y a cambio qué?
Hay gente que los abandona a su suerte a medio camino. ¿No se dan cuenta de que solos no pueden sobrevivir?
Otros muchos luchan por ellos, y los más afortunados consiguen satisfacerlos.
¿A que esperáis vosotros para intentarlo?
¿Qué creéis? ¿Acaso pensáis que no se lo merecen?

5 comentarios:

A's consumed candle. dijo...

Pero son tantas las desilusiones que los sueños nos dan, que a veces es difícil seguir creyendo en ellos. Nos ilusionamos y obsesionamos con ello de tal manera, que al final, tienen demasiada carga encima, y se rompen.
Y no hay nada más horrible que el sonido de un sueño cuando se quiebra.

PD: De nuevo... Adoro la banda sonora de este blog, ¡Esta vez está sonando Stairway to heaven! <3

C a r m e l a. dijo...

Tia, me gusta mucho tu blog, te sigo^^
Pasate por el mio http://carmela-gutierrez.blogspot.com/
Un besiiitooo:)

Fabiola. dijo...

Me gusta mucho tu blog,es interesante :D
Te sigo,te dejo el mio y espero que te guste:

http://aperfectplacetobehappy.blogspot.com/

Besos!

Alba Enríquez. dijo...

Gracias por pasarte :) Genial entrada por cierto, un beso!

silent fionna dijo...

yo tambien soy algo quejica a veces jaja
pero bueno esta claro que los problemas a veces no son nada si los comparamos con otro ajenos!
un beso