sábado, 31 de diciembre de 2011

Gran año, 2011.

Aún me cuesta creer que ha este año tan especial tan solo le quedan horas para apagarse sin saber aún que sabor me ha dejado en la boca.
En cualquier caso, un sabor especial.
Un año de primeras veces. La primera vez que conseguí querer, pero querer de verdad, no esos estúpidos arrebatos que todos sufrimos a veces. Gracias a aquello, me hundió hundí en la más oscura trinchera, fue entonces la primera vez que sentí ese insufrible dolor del rechazo. Pero le acompaño la primera vez que me ayudó ha alejarme alejé de la fría soledad y busque refugio en otros brazos.
La primera vez que me armé de valor para ser capaz de decir te quiero. La primera vez que me respondieron con el mismo sentimiento. La primera vez que el invierno no parece frío. La primera vez que los besos no me saben a indiferencia, y la primera vez que con un abrazo o con una mirada me piden que no me aleje jamás. La primera vez que mando a la mierda mis principios y decido ser quien me viene en gana.
También ha sido la primera vez que los autores de mis más preciadas canciones han podido escucharme cantar a pleno pulmón. La primera vez que descubro que no hay nada mejor que desahogarse acariciando unas cuerdas.
Y la primera vez que aún sintiéndome una simple pieza de un puzle de mil quinientas más, soy capaz  encajar perfectamente con las piezas que me rodean. Que no me perdería por nada del mundo cualquier tarde de fin de semana, que nunca me han sabido tan bien como ahora.  
Supongo que al poner las lágrimas y sonrisas en una balanza, está se inclinaría ligeramente en el último grupo. Por eso, me guardo este 2011 tan especial guardado en lo más profundo, con todos sus buenos y malos momentos. Con todos los más puros sentimientos. Ahora solo me queda daros las gracias, a vosotros, los que no hace falta nombraros, y a él, por supuesto. (Por muy estúpido que parezca, también le doy las gracias a el antiguo creador de mis lágrimas, gracias por enseñarme lo que es querer de verdad, gracias por ayudarme a reunir el valor suficiente como para ser quien soy ahora, aunque todo esto lo hayas hecho sin querer.)


PD; También aprovechare para daros las gracias a vosotros, los que conseguís tener la paciencia necesaria para leerle, seguirme y comentarme. Me gustaría que supierais lo importante que es para mí cada opinión vuestra, cada sentimiento compartido, cada sonrisa que se os escapa al leer lo que yo escribo. Feliz 2012 a todos.

5 comentarios:

(N)evermore dijo...

Ha sido un buen año, el 2011.
Yo también diré siempre gracias a aquellos que un día amé y me hicieron llorar. Siempre digo que la vida, y lo que nos ocurre, no son más que pequeños pasos gracias a los cuales tomaremos un camino u otro. Quizá te pase algo malo, pero eso te está llevando a otra cosa, quizá buena, quizá mala también. Y en mi caso, todas las lágrimas vertidas por amor me han llevado a una vereda sin igual <3
FELIZ 2012^^

Lucia's Box dijo...

Es como si me hubieses leído el pensamiento y lo hubieses puesto ahí(pero mucho mejor expresado).
Feliz 2012 :)

Lucia's Box dijo...

Es como si me hubieses leído el pensamiento y lo hubieses puesto ahí(pero mucho mejor expresado).
Feliz 2012 :)

Elise dijo...

¡Feliz año para ti también! Espero que tu 2012 esté lleno de felicidad y sigas escribiendo tan grandiosas entradas.
¡¡Ya no queda nada para recibir al nuevo año!! ;D

Un beso <3

Bulletproof heart girl dijo...

De nada mi adorada hermana. Que sabes que nos quedan años y vidas por vivir juntas. Que estaré siempre ahí contigo tanto en las lágrimas como en los abrazos. Que el año que viene estaré aquí mismo de nuevo felicitándote (si es que el mundo no termina) y que... ¡FELIZ AÑO NUEVO! Hoy... y el resto de los 363 días que le quedan.