domingo, 5 de junio de 2011

(;


Es como si mi vida hubiera dado un giro muy brusco.
Ahora entiendo eso de que el mundo da mil vueltas, y yo debo estar boca abajo.
Pero, ¿Sabéis que?
No estoy mareada.
Es como el niño que va a al parque de atracciones y se emociona montándose en la montaña rusa. 



1 comentario:

Bulletproof heart girl dijo...

Se como te sientes, a mi me pasa exactamente lo mismo... ;)