miércoles, 12 de octubre de 2011

Tu olor.

¿Existe droga mejor?
Lo inspiro con fuerza. Todo de una vez, hasta dentro.
¡Y qué bien entra!
Se cuela por mis fosas nasales, alterando mis sentidos, creándome escalofríos.
Y se apodera de mí.
¿Está mierda es alucinógena? Porque veo las cosas de otro color, uno mucho mejor.
Y sube, como me sube, que agradable sensación. Si hasta se me nota en la cara. Una sonrisa. Brillo en los ojos.
Y cuanto más me chuto, más te quiero.
Y lo peor es la resaca que entra cuando no estás.
Una vez oí decir que la droga lo único que hace es perjudicar a largo plazo…
andaré con cuidado.

4 comentarios:

ChicaGuau dijo...

Yo también tengo a alguien que hace de mi droga :3

¡Un besito! :*

Pensar que nunca va a acabar, Ines :) dijo...

me encanta, yo creo que todos tenemos a esa droga :)
te sigo y te dejo mi blog por si te quieres pasar

http://posiblementeseaimposible.blogspot.com/

Libros Que Voy Leyendo dijo...

Creo que tu reflexión es aplicable al amor, pero también a las drogas reales, pues buscan y pretenden tener ese efecto que tú tan bien describes.

Te seguimos

un beso
Lourdes

C. dijo...

Me gusta muchisimo esta entrada! sigue escribiendo por favor, me haces feliz aunque sea un momento :) visita mi blog si puedes :D